Blog

No puedo luchar contra este sentimiento

Me despierto tarde otra vez, aunque no se la hora exactamente, no tengo puesto mi reloj, probablemente lo haya olvidado en mi locker en el trabajo. Seguro es re tarde, estoy sola en la cama, para variar, mi pareja, ya se debe haber ido hace rato a trabajar, y menos mal, porque no tengo ganas de hablarle.

Ayer fue nuestro aniversario, llevamos ocho años juntas, para variar, no hubo nada especial, ella trabajo toda la mañana y yo me dedique a chatear con una amiguita con ventaja que tengo, nos gusta decirnos cosas subidas de tono, me encanta hacerla calentar, y porque no admitir, que ella también me calienta con las cosas que me dice, por lo general, termino tocándome a más no poder para no llegar tan hot al trabajo. Igual no la conozco, vive en otro país, quién sabe si viviera cerca lo que habríamos hecho a estas alturas. En fin, que me fui a trabajar y para cuando llegue, estaba tan tranquila ella mirando televisión que me hizo enojar y me fui directo a chatear con mi amiga y estuvo tan entretenida la charla que me dormí a eso de las 5 am.

No sé en qué momento de la relación empecé a tratarla de mala gana, pero llegué a un punto en que solo pensar en ella me hace poner de mal humor, evito hablarle, contestarle lo que me dice y en lo posible verla, cualquier cosa que venga de ella despierta un rechazo en mí, que no lo puedo explicar. A veces siento que me sofoca, me conoce muy bien, más que a mí misma, sabe cuando algo me pasa o me tiene inquieta, la última conversación seria que tuvimos fue sobre mi trabajo, tenía varios líos por ahí y se dio cuenta ni bien me vio llegar, y ahí empezó a hablarme, a fastidiarme, preocupada por lo que me pasaba, porque hacía días que estaba así, si no hablo es por algo no?  Le conté todo lo que pasaba, y lógico, su respuesta no era lo que yo esperaba escuchar, en vez de estar de acuerdo conmigo, me dice que soy yo la que está mal.

Hablé con varias personas al respecto, entre ellas mi prima, le dije todo lo que me molestaba de ella, que si hacía esto o hacía lo otro, cuando movía su larga cabellera y me rozaba con su pelo, esa acción más que sensual para algunos, a mí me fastidia en demasía, cuando se pone minifaldas y conjuntos que deberían ser atractivos a mi vista, en realidad me ponen de peor humor, es que simplemente no soporto verla ya. La cuestión que después de desahogarme con mi prima diciéndole lo mal que me sentía con ella, me dijo que ella hacía esas cosas para agradarme y no lo contrario, y que aún con todo lo malo que yo veía, más bien ella veía a una mujer enamorada preocupada por su novia.

O sea, soy yo la que está mal evidentemente, pero por qué? Cuando cambié tanto? En qué momento descuidé todo para que se salga tanto de control? Sigo haciéndome estas preguntas día y noche y no tengo respuesta, en mi corazón yo ya no sé si la amo, la quiero en mi vida, pero ausente, con que esté ahí me alcanza. A veces la escucho llorar bajito, cuando piensa que estoy escuchando música con mis audífonos, yo creo que se le olvida que tengo muy buena audición, y aunque parezca que estoy con la música fuerte, podría escuchar una conversación tranquilamente. Es un llanto medio ahogado, como cuando te lo aguantas mucho tiempo y no te alcanza el aire del mundo para respirar, aspiras por la boca,  tratando de moverse lo menos posible, así se la pasa algunas noches, como por ejemplo la noche de nuestro aniversario.

Ella tampoco es una santa, quizás la trato como ella lo hizo años atrás, cuando tuve que viajar por trabajo, me juraba que la distancia no iba a cambiar nada nuestra relación pero al mes de estar fuera, sentía que cada llamada la incomodaba, nunca podíamos hablar de nosotras porque siempre había gente, si me conectaba al MSN, me dejaba esperando a veces hasta horas para contestarme el "cómo estás?" inicial. El problema siempre era el mismo, ella estaba full ocupada, mientras que yo tenía demasiado tiempo libre como para entenderla.

Ni hablar cuando le reprochaba sus tratos, digo yo? siendo su novia, que está lejos y la extraña a morir y se lo dice todos los días, acaso no debería estar antes que las demás cosas sin importancia? porque según ella era más importante ir a la esquina a comprarse unas galletitas, que hablar conmigo. Yo estaba loca en ese momento, me deje usar bastante también, pero que tenía de malo, si era el amor de mi vida... era?

Mi mamá por un lado está feliz, me la paso en casa, total en la mía no me place estar. Voy casi todos los días, a veces me quedo a dormir, mi mamá sabe que las cosas no están bien, por suerte no me lo pregunta, pero siempre me tira una indirecta. No cabe duda de que las madres cuando saben, saben. Cero necesidad de preguntarme cuál es el problema y ya me dijo que sea lo que sea, aclarara mis dudas y lo hablara, no había necesidad de prolongar algo si yo no le veía futuro.

Se siente raro, cuando no esperas que alguien te diga las palabras adecuadas, en el momento que menos ganas tenés de escuchar eso.

Y así empecé el día, de mal humor para variar, me levante bruscamente de la cama y empecé a golpear el colchón con furia, con ganas de matar a alguien, es la ira, todo lo que viene aconteciendo en este último tiempo me estresa el cerebro, y mi descarga es gritar y golpear cosas cuando estoy sola o masturbarme pensando en la conversación cachonda con mi amiga. Como si me sirviera de algo, vivo con pesar todos los días.

Llegué a mi trabajo, me voy a poner a ordenar las cosas, y a terminar de arreglar todo, hay un evento grande y las cosas tienen que estar listas a tiempo. No sé porque, pero se me cruzó la idea en la cabeza de hablar con mi novia, es definitivo, esta noche le largo todo, total si le molesta o no, me da lo mismo.

Terminé de cenar en la casa de mi mamá y me preguntó si me quedaba a dormir, le dije que sí, obvio, cuando me acosté, me acordé del pequeño detalle, hoy iba a hablar con ella supuestamente, la verdad quiero sacarme todo de adentro, asique me senté en la computadora y me puse a escribir un mail.

Me salió larguísimo, creo que saque cosas que mi alma tenia guardadas muy en el fondo y salieron recién ahora, hasta lloré, hace tiempo que no lo hacía, no había tenido la oportunidad de desahogarme como debía en su momento y salió todo ahora.

Me quedé dormida llorando, ahora que fui al baño y me vi al espejo me di cuenta de la cara de muerta que tengo, voy a tener que sacarme el hinchazón de los ojos con algún ice pack . Por suerte es sábado y hoy no trabajo, porque con esta cara no quiero tener que dar explicaciones. Me conecté para ver si había respuesta, pero nada, capaz no lo leyó. Así pasaron varias horas hasta que se hizo de noche, - no te creo que a esta altura del día no lo haya leído -, me decía a mí misma, mínimo algo me tiene que decir.  Cuando vi el MSN, ahí estaba como ausente, le hablé y nada, al rato me contestó.

- ya leí el mail que me mandaste -.

En ese momento, cuando leí lo que puso, sentí miles de cosas por dentro, miedo era lo que más abarcaba mis sensaciones, por primera vez sentí miedo de perderla, después de todo lo que le dije, no me va a perdonar.

- y que pensás?  yo creo que deberíamos hacernos el tiempo para hablar todo frente a frente -

- no, por el momento no quiero verte, estoy muy dolida, yo... no sé qué decirte, no pensé que te hacia tan mal, perdoname pero no quiero y no puedo hablar de nada con vos ahora-. Offline.

No lo pude evitar, era obvio que esto iba a pasar, pero me dolió demasiado. Estoy llorando tan fuerte que mi mamá me trajo un vaso de agua, al menos entendió que quería estar sola. No lloraba tan desconsoladamente como cuando falleció mi tía, y eso que fue el dolor más grande y significativo de mi vida, pero esto... es incomparable.

En mi vida sentí un dolor tan fuerte en el pecho como el que siento ahora, me estoy ahogando de dolor, no sé si me duele la cabeza, o si me está por dar un ataque, pero me siento física y emocionalmente mal, creo que me pasé con todo lo que escribí, yo se que ella aprecia mi sinceridad, le encanta el hecho de que no tenga "pelos en la lengua" para hablar, pero se me fue de las manos, la conozco tan bien que se que la herí demasiado, y porque es ahora que siento esto por ella, porque me preocupo recién ahora por saber cómo está, por querer que me hable aunque sea un segundo, miro el último mensaje que me mandó, es de ayer y dice "-no te pude conseguir el café que te gusta, si pasas cerca del super traete dos, así no falta, te amo!-" . Me agarro con una mano el pecho y no puedo más de la angustia.

No aguanto más, yo no puedo esperar a que me hable, necesito verla ahora, va a pensar que estoy loca, pero ahora me di cuenta que en realidad sí la amo, necesito hacérselo saber.

Entré y me fui para la habitación ahí la vi en la cama llorando, me puse a su lado y ella estaba en posición fetal con mi camisa de dormir en sus manos, la imagen me desmorono y caí de rodillas a su lado. Llorando le pedí que me perdonara, pero en cuanto me vio se levantó, me agarro de los brazos y me sacó del cuarto. Quede en shock no pensé ni por una milésima de segundo que me iba a sacar así como así, pero cuando me dijo que no me quería ver, iba bien en serio parece.

Pasaron diez días, hay un silencio abismal en la casa, estoy viviendo en el sofá, me da hasta miedo entrar a buscar ropa a la habitación, espero que hoy cambie en algo, ya que es mi cumpleaños y la verdad que me duele esta situación, que yo sola provoqué.

No fui a trabajar, me regalaron el día libre por ser mi cumpleaños, de hecho en el mail de mi jefe dice, - te dejo libre para que lo pases muy bien junto a los tuyos- JA! eso está por verse.

Me siento muy patética, estoy en mi casa sola, no quise ver a mi familia, a pesar que me llamaron todos por teléfono, solo quería verla a ella, pero por alguna razón no llegaba a la hora que suele venir. La llamé varias veces pero me cortaba hasta que resolvió apagarlo. Casi al termino del día apareció, tenía los ojos rojísimos e hinchados de llorar. Me acerqué a ella lentamente, quise abrazarla pero intentaba zafarse de mí, hasta que la agarré y la traje hacia mí, la abracé con fuerza mientras ella me golpeaba el pecho y me gritaba con bronca, hasta que se aflojó y me rodeó el cuello con sus brazos, nos abrazamos muy fuerte, entre lágrimas, ese contacto me estremeció, me latía el corazón tan fuerte que ella se separó de mí y me pregunto si me sentía bien, mientras que con una mano me acariciaba la cara la otra la posó en mi pecho, como si tratara de calmar mis latidos.

- si... estoy bien, es solo que, yo quería hablar con vos, tengo tantas cosas que decirte...- Me interrumpió diciéndome dos palabras, aunque no eran las que necesitaba en ese momento, me llenaban de algún modo.

-Feliz cumpleaños! - Dicho esto me dio un beso rozándome los labios, mirándome fijo a los ojos y se fue de nuevo a su habitación. Cerré los ojos, como pensando que de esa manera duraría mas el beso, hacía meses que no nos besábamos, ni siquiera para saludarnos, mucho menos hacíamos el amor.

Con los ojos aguados me dirigí a NUESTRA habitación y abrí la puerta de golpe, grande fue mi sorpresa al verla desnuda, hacía cuanto no la veía así?, como Dios la trajo al mundo, la miré de arriba a abajo, los segundos que tardé en entrar y acercarme a ella, me la comí con la mirada, hizo un ademán de taparse con la toalla que tenía en la mano pero no lo permití, puse mis manos en su cara y la besé, como no lo hacía hace tiempo, miles de imágenes se me vinieron a la mente con ese beso, dicen que cuando te estás por morir, ves tu vida entera en segundos, y eso veía yo, si esa era la muerte, que así sea, con un beso de amor.

Probé tus lágrimas saladas, besé tus ojos, tus mejillas, y volví a tu boca otra vez, con mis labios pegados a los tuyos te dije - te amo con cada célula de mi ser, ahora me doy cuenta que nunca dejé de hacerlo, estás tan incrustada en mí que ni en la palabra más odiosa que te dediqué, dejé de amarte con toda mi alma -. 

Me miraste a los ojos, y en esos ojitos rojos vi al amor de mi vida, ese que veía siempre, pero por estúpida decidí dejar de verlo, siempre me gustó el color de tus ojos cuando llorabas, eran pardos pero cuando se te enrojecían, se te ponían verde muy claro, y me perdía en tu mirada, como lo estaba haciendo ahora.

Te llevé delicadamente a la cama y situándome a un costado tuyo me dedique a observarte, cuánto tiempo había pasado desde la última vez que te había mirado de esa manera? Te sonrojaste toda por cómo te miraba justo cuando pensabas en taparte otra vez, te volví a besar, pero esta vez no quería solo tu boca, quería recorrer todo tu cuerpo con mis besos, besé tu cuello, mordí suavemente el lóbulo de tu oreja, besé tus hombros, recorrí tu hermosa clavícula, que siempre te hacía ver tan sexy, acaricié y besé tus brazos hasta la punta de tus dedos, me acerque a tus pechos para respirar ese aroma tan sutil tuyo, ese olor que se me quedaba impregnado en la nariz todas las mañanas al levantarme, acaricié tus senos con mi boca, y bajé lentamente rozando tu abdomen con mis labios y respirándote muy cerca, podía ver como todos los bellitos de tu cuerpo se paraban y tu espalda se arqueaba levemente, del mismo modo que con tus brazos, besé hasta el final de tus largas y bien trabajadas piernas, las cuales siempre fueron mi locura.

Te hice girar suavemente haciéndote quedar boca abajo, que hermosa imagen, sin duda la parte que siempre me encanto de tu cuerpo fue el final de tu espalda, donde empieza ese trasero tan bien puesto que te dio la genética.

Tuviste un pequeño espasmo, cuando sentiste mi lengua recorrer toda tu columna hasta depositar un beso en tu cuello. Te diste vuelta, con una pierna rodeaste mi cintura y me acercaste lo suficiente para que con tus manos me atrajeras a tu cara dándome un beso muy sensual, tu lengua buscaba la mía y se acariciaban lenta y suavemente, dejándonos casi sin aliento, que beso más exquisito!

Te despojaste rápidamente de mi ropa, y me volteaste, quedando debajo tuyo, ahora que veo tu forma de observarme entiendo porque te sonrojaste antes, me acerque quedando sentada con vos encima mío y besé tu cuello otra vez, me encanta como tu cabeza se inclina hacia atrás y de tu boca salen pequeños gemidos, que me hacen sentir que en cualquier momento podría prenderme fuego del calor que me das. Nos rozamos ligeramente, siento como vas marcando un vaivén y me apretás cada vez más fuerte, por lo que decidí con una mano penetrarte suavemente con mis dedos mientras con la otra apretaba tus nalgas y las traía hacia mí, gritabas de placer en mi oreja y mordías mi hombro con fuerza, nos movíamos cada vez más rápido, vos siendo penetrada por mí y yo frotándome contra tu cuerpo, llegamos al orgasmo al mismo tiempo y mirándonos a los ojos, acaso hay algo más mágico que eso?

Nos quedamos en la misma posición un buen rato algo agitadas aún, abrazadas, sintiendo nuestro calor, nuestro amor, nuestro todo.

Nos dirigimos a la ducha para darnos un buen baño caliente y dormir relajadas, la llevé de la mano hasta la bañera, hice correr el agua y con suma delicadeza me dedique a enjabonar todo tu cuerpo y enjuagarlo lentamente, acariciándote como si fuera la primera vez. Después de una larga ducha llena de amor, besos y caricias, nos acostamos, quedando dormidas al instante, con tu cabeza sobre mi pecho.

Ni bien me levante, llame rápidamente a tu trabajo y el mío para decir que estábamos intoxicadas con la comida de anoche y que no había forma que llegáramos a trabajar, tenía planes muy importantes para este día.  

Me acerqué a la cama lentamente, y te puse el desayuno al lado, y te desperté con un beso en la nariz, me dedicaste una sonrisa hermosa y antes que hicieras un movimiento brusco por la hora, te dije que no íbamos a trabajar, además tocaba fin de semana largo y ya tenía una idea armada.

Por más que me preguntaras veinte mil veces a donde íbamos no te dije, se supone que era sorpresa, bueno al menos hasta llegar al aeropuerto y te dieras cuenta que íbamos a salir del país. Lloraste de la emoción cuando viste que el destino era tu ciudad natal, después de un par de años, ibas a volver a ver a tus familiares y a tus amigas. Ya había organizado todo, mientras dormías, llamé a tu papá y hable largo y tendido, organizo todo para esa misma noche como yo le había dicho.

Esa misma noche, se organizó una cena, con toda tu familia y todos tus amigos, éramos cualquier cantidad de personas en un mismo lugar, mucho griterío y demás, pero tu papá al final de la cena hizo callar a todos, se acercó hacia mí y me dejó la palabra.

- Uff... me gustaría empezar a decir todo esto con un discurso mejor preparado, pero la verdad todo fue muy rápido y... nada... Amor, pasamos un tiempo de mierda, debo admitir que me porté soberanamente mal, te traté como si no significaras nada en mi vida, cuando lo único que hacías vos era amarme cada día más, fui egoísta, mal intencionada, fui lo peor de lo peor, y a pesar de herirte tanto, seguís a mi lado, me aceptaste igual y me hiciste tuya nuevamente, no quiero jamás en mi vida volver a pasar por todo el sufrimiento que sentí cuando no te tenia a mi lado a pesar de vivir bajo el mismo techo. Por eso hablé con tu padre, y le conté todo lo que pasó, quería saber si después de todo lo dicho y hecho, me daba su bendición, y así fue, por eso hoy y ahora con toda tu gente cerca...- Me arrodillé a su lado con una cajita que contenía el anillo de bodas que heredé de mi tía.

-... quiero saber, si te casarías conmigo? Porque a pesar de todo, te amo con el cuerpo, con la mente y con mi alma, juro ante todos dedicar el resto de mi vida en hacerte la mujer más feliz del mundo y tener una familia juntas -

Un silencio sepulcral  inundaba la sala, y de la nada, se empieza a reír, no sabía qué hacer, yo arrodillada y ella riéndose en mi cara... fue una situación muy desagradable por un momento, pero así reacciona ella cuando está muy nerviosa, hasta que me levantó por los brazos y me plantó un beso en frente de todos, creo que era la primera vez que nos besábamos frente a su familia, pero no nos importo en lo mas mínimo, si de igual forma siempre nos aceptaron.

- Sí, obvio que me quiero casar! te amo vida, nunca lo dudes, mi amor por vos no tiene límites - Jejeje, no sé porque razón me dio vergüenza después que me aceptara, pero estaba roja como un tomate y ya todos se reían de mí.

Esa noche, no quisimos quedarnos en casa de sus padres estábamos de festejo, optamos por ir a un hotel, esa noche fuimos una sola hasta que salió el sol, nos quedamos abrazadas, ella con su mentón apoyado en mi pecho mirando su anillo de compromiso con una sonrisa de oreja a oreja y yo embobada de tanta felicidad.

XXX
asiaticas
borrachas
bukkake
cornudos
castings porno
colegialas
culonas
doble penetracion
embarazadas follando
enanas
chicas desnudas
folladas
fotos porno
garganta profunda
gordas
hentai
incestos
jovencitas
porno latino
videos lesbianas
putas
videos de maduras
mamadas
videos de negras
juegos porno
relatos eroticos
comics porno
orgias
pajas
parejas follando
pelirrojas follando
peludas
pollas grandes
porno amateur
porno duro
porno hd
rubias porno
videos sado
sexo en publico
tetonas
travestis
trios
videos caseros
violaciones
voyeur
webcam porno
zoofilia

Despertar es una pesadilla

Al recordar sus ojos con aquel brillo especial, con ese brillo  que susurra entrega, susurra deseo, susurra sentimientos hermosos, al recordarlos, un profundo dolor invade mi pecho, como una daga atravesando mi corazón, lenta y constantemente.

Con la sola idea de no tenerla más siento como muero de a poco, en larga agonía.

Es increíble como sentimos propio lo que nunca tuvimos…

Maldito miedo, instinto básico de conservación, arma de doble filo, tu presencia derrumbó todo, mis ilusiones, mis avances, mi alegría.

Maldito miedo, mil veces maldito, me transformaste en vil mentirosa, la alegría y jovialidad que expreso, a partir de tu exterminio, son crueles mentiras.

Con el dolor desgarrando mi pecho me recuesto en la cama y sin poder llorar me duermo pensando lo difícil que es cuando perdemos aquello que nunca fue nuestro y que el perfume presente en los calidos abrazos, sus besos suaves, la delicadeza de sus manos, la suavidad de su piel, las expresiones de su rostro, sus miradas, todo aquello que me subyuga  únicamente fue mío en sueños…

La tomo por detrás en un gentil abrazo, respiro su perfume mientras beso suavemente su cuello, su cara, sus hombros, cuan cascada mis besos fluyen distendiendo su cuerpo. Mientras una de mis manos sube lentamente y se adueña de sus pechos, un profundo suspiro se escapa de su boca, al tiempo que sus pezones reaccionan receptivos. Mi otra mano baja a su regazo, acaricia sus piernas y busca entre caricias el contacto con sus labios, los cuales dan la bienvenida abriéndose como una flor.

Las caricias se van tornando mas intimas y ahora es su clítoris el beneficiario. La humedad se incrementa precipitadamente y mientras aquel masaje continúa, aprisiono con mi boca aquel erecto pezón y jugueteo con mi lengua sobre el, disfrutando de su textura, de su firmeza, arrancando gemidos de ella, al tiempo que su cuerpo se arquea deseoso.

Continúo besando su piel, formando un camino hasta su boca, la beso profundamente con pasión, en el momento que mi mano explora y acaricia la suave y húmeda entrada de su sexo, que se abre expectante, invitándome a entrar.

Bien sujeta por detrás, entre suspiros y gemidos, jadeante, beso, lamo y mordisqueo su oreja, cuello, hombros, espalda y mi mano continúa deleitándose con sus generosos pechos. Mi cuerpo pegado al suyo, mis pechos presionando su espalda y mi Venus estrechándose en su trasero, en ese mismo instante entro en ella y siento como su cuerpo reacciona, un gemido suspirado sale al tiempo que sus jugos se desbordan, de esta manera entro una y otra vez acariciando su interior, su cuerpo se agita y al fin mis dedos encuentran aquel punto de goce máximo, se estremece, grita, se contrae, las caricias siguen, mi cuerpo no la libera y  el primer orgasmo al fin llega, su sexo me acaricia la mano en espasmódico movimiento.

Sin resistirlo, abandono todo, caigo de rodillas al tiempo que separo sus pernas y pierdo mi rostro en su sexo gozoso. Saboreo el néctar de su clímax, tan intensamente que su disfrute continúa. Con mi boca me adueño de su clítoris que se me ofrece firme, y con mi mentón acaricio su entrada, al tiempo que mi lengua disfruta la textura de aquel pequeño botón de placer. Mi mano inquieta acaricia su trasero y atrevida llega hasta su esfínter acariciando y presionando. Un segundo orgasmo no se hace esperar y la gloria de sentirlo en mi cara me abruma. Ese gran beso que su sexo me da al estallar hace que también sea mi sexo el que estalle al unísono.

Entre caricias y mimos me coloco frente a ella y la observo tiernamente, aquellos ojos irradian pasión, me separo un instante para colocarme el arnés firmemente, de inmediato retorno a ella y vamos a la cama donde las caricias y los besos continúan.

Al sentir su sexo palpitante, me coloco por detrás y juego por momentos con su sexo y por momentos con su esfínter. Las caricias hacen que se relaje y en ese momento, mientras con una mano acaricio su sexo profundamente, coloco la punta del miembro en su trasero y a medida que ella se mueve a causa del placer yo voy entrando poco a poco por detrás.

Contemplar esa imagen me desborda y sin abandonar las caricias lentamente la penetro una y otra vez, gimiendo de placer, mi orgasmo se aproxima, el ritmo se acelera, sus gritos también me indican que el de ella esta cerca, me pide más, y más le doy, entro y salgo con frenesí, me despego de la realidad y al sentir que ella llega yo estallo en una serie de orgasmos espasmódicos, que generan en ella mas goce y es otro el orgasmo que la sorprende.

Tras disfrutar del maravilloso momento, la giro y queda aprisionada por mi cuerpo. Nos besamos y acariciamos, pero ella comienza a abrazarme con sus piernas e inevitablemente me veo presa de su pasión y la danza amatoria se reanuda.

De esta forma puedo ver su rostro en el momento justo en que la penetro llenando su sexo profundamente, sus ojos apasionados, se pierden en el placer, sus gemidos y suspiros me indican como seguir. Desde aquí es fácil disfrutar de sus pechos, por lo tanto mi boca los enloquece acelerando el ritmo de la danza, antes lenta y profunda, ahora vigorosa a su pedido, sus pies enganchados en mi trasero, dirigen el ritmo y la fuerza. Sus manos aprisionan y rasguñan mi espalda, sus besos jadeantes son profundos. De repente sus gritos piden vigor, me acerco y susurro a su oído TE AMO MI VIDA, su cuerpo reacciona y el mío también. Tomo su hombro firmemente y comienzo a entrar con vigor, una y otra vez, mis senos rozan los suyos, los pezones se acarician maravillosamente, ella guía el ritmo, que va creciendo, cada vez mas rápido y vigoroso. Al fin estalla en una serie de orgasmos fascinantes que la dejan laxa y relajada. En un momento logro ver en su cara dibujada una sonrisa colmada de picardía y casi con malicia me dice: “Ahora me toca a mi…”  

Abruptamente me despierto, la alarma del miedo esta sonando, y caigo en cuenta que no tengo nada, el vacío me carcome y la infelicidad me abrasa helándome los huesos, me inunda con su fétido perfume y me besa cortando mi piel con sus afilados labios, sus manos toscas me sujetan tan fuerte que exprimen la sangre de mis brazos, su piel espinosa como la hiedra me desgarra en cada contacto. El rostro de la infelicidad es horrendo, la mirada es de dolor constante, solo verla y veras reflejado el dolor universal y tu corazón será estrujado hasta quedar seco.

En el momento menos esperado la infelicidad se apasiona, me mantiene sujeta con su tosca mano, su cuerpo espinoso me aprisiona dejándome inmóvil, el rostro me espanta, su mirada perturba mi alma, me besa y lastima mis labios, toma un pecho y lo aprieta hasta dejarlo morado. Quiero gritar pero el dolor no me deja, cuando aprisiona el pecho con su boca y siento como corre mi sangre, lo muerde una y otra vez. Su mano libre se ocupa ahora con mi sexo, dios mío quiero morir y no puedo!!! El dolor es intenso, luego entra y al hacerlo me quedo sin aire, pido desesperadamente a mi corazón que deje de latir pero el dolor parece alimentarlo y sigue en su básica labor, ya no lo puedo soportar, su mano entra y sale bombeando con fuerza, espero el momento de morir desangrada por la inevitable vejación de esta infelicidad pero parece no llegar nunca.

Quiero morir… y no puedo… pero si la consecuencia de estar contigo, aunque más no sea en sueños, es tener una vigilia de vejante dolor, lo acepto, pues vale la pena cada instante de felicidad.

porno
xvideos
redtube
youporn
pornhub
xnxx
youjizz
xhamster
beeg
tube8
tubegalore
xxx gay
sexo gratis

Mi jefa me cautivo

Tengo 23 años soy una mujer de 1,60 m, contectura media y pechos prominentes. Tengo el rostro blanco con ojos verdes. Toda la vida me han gustado los hombres, de eso no hay duda, he tenido novios y siempre supe que era heterosexual. Soy secretaria en una oficina de abogados, gano muy bien y tengo una jefa de 35 años, ella es soltera, porque trabaja mucho pensaba mucho, pero descubrí otra cosa.

Un día me aviso que tenia que viajar a Paris y necesitaba que la acompañase, ya que tenia que ir a reuniones y yo debia tomar notas, me puse feliz ya que no conocia y me dispuse. Partimos y al llegar al hotel, ella hablaba en un frances fluido y yo no entendia nada, me dijo que habia un problema, que no habian dos habitaciones, solo quedaba uno, ya que la disponibilidad hotelera estaba colapsada, me dijo que se quedaria ella ahí y me enviaria a mi a otro hotel, me asuste, ya que no entiendia el idioma y estar sola me ponia muy nerviosa, se lo explique y ella hablo algo con la recepcionista. Me dijo lo único que puedo conseguir es una habitacion matrimonial, deberiamos compartir la cama, te complica?, le dije que no que no tenia problema, la verdad es que lo unico que queria era no estar sola en un País donde no entiendo nada.

Llegamos a la habitacion acomodamos las cosas, nos quedariamos una semana. Fuimos a comer y llegamos a acostarnos, vimos TV nos reimos y hablamos de la vida, no paso nada raro, al día segundo empezo el trabajo, luego la noche, ver Tv y dormir. Todo era normal hasta el tercer día que llegamos de trabajar, nos acostamos y encendio la TV, estaban pasando una pelicula erotica de un hombre con dos mujeres, ella me dijo, te molesta si la dejo, le dije que no y empezo a verla, me di cuenta que se tocaba su vagina bajo la colcha y me di cuenta que era muy liberal. 

Me pregunto si a mi no me excitaba, le dije que si, ya que hace 1 año que no estaba en pareja, me dijo pero tocate tanquila no hay problema, creo que la masturbacion es algo natural. La pelicula me ponia un poco cachonda así que empece a tocarme y olvidarme que estaba ella a mi lado. De pronto sentí su mano tocar mi pierna, yo vestia una camisa hasta la rodilla y calzones y ella igual, me toco el muslo y empezo a subir su mano, me dijo disfruta y movio mi calzon hacia un lado, y me empezo a tocar la vagina, yo sentia entre nervio y placer, no me atrevia a decirle que parara ya que no conocia nada y me gustaba, empezo así y mi clitoris empezo a palpitar rapidamente, me dijo que notaba que me gustaba, yo no la tocaba ni nada solo disfrutaba, estaba en eso cuando levanto mi camisa y empezo a chuparme los pechos, eso me puso cachonda y empece a mover mis muslos, ella de pronto se puso sobre mi sin ropa y me quito el calzon, yo no sabia que me haría, y bajo y me empezo a chupar la vagina, primero el clitoris y luego metia toda su lengua. La verdad es que era genial, me relaje y disfrute del sexo que no habia tenido hace tanto y me fui en su boca, ella me miro y se dio vuelta y se durmio, yo no la toque nada solo ella me dio placer a mi.

Me dormi nerviosa, pero al día siguiente ella no dijo nada, solo me dijo que nos tomariamos la tarde para hacer compras, fuimos a tiendas y me compro ropa, joyas y perfumes geniales, jamas hubiese podido comprar nada de eso, un solo vestido costaba mi sueldo mensual. Me gusto tener acceso a eso y ella me dijo que era muy generosa con sus chicas.

En la noche me meti a la cama desnuda, y la desnude, la bese y nos tocamos mutuamente, baje hasta su vagina algo nerviosa, ya que nunca lo había hecho y le chupe todo, al principio era raro, pero despues me acostumbre, me gustaba verla gozar, y yo sabia si era buena con ella, ella me compraria todo lo que quisiera. Ella me levanto y saco de su cajon un consolador, se lo amarro a la cintura, me asuste un poco, pero me deje, empezo a penetrarme y yo lo disfrutaba, la verdad es que me encantaba, cuando estabamos en eso ella apreto algo y lo hizo vibrar, me lo metia y sacaba vibrando, yo sentia que no podia mas, me subi sobre ella y deje que me penetrara hasta que me fui.

Pense que eso era todo, y me dijo ya te di un gusto, ahora me dare uno yo. Me acosto y separo mis piernas en altura y ella se sento en mi vagina, empezo a rozar mis labios vaginales con los suyos y rozar mi clitoris, ella gemia como loca, yo al principio no sentia mucho, luego empezo a empapar mi vagina con sus jugos y seguía rozando y se pegaba, me lo hacia cada vez mas rapido, empece a sentir un placer increible. Ella se dio vuelta y me puso las piernas hacia los hombros y empezo a rozarme de esa manera, sentia que sus labios se metian dentro de los mios y que su clitoris se pegaba con el mio, sentia mucho placer y de pronto senti una gran cantidad de liquido entrar en mi, me excite y acabe de nuevo, fue genial.

Al llegar a casa, me monto un departamento en un barrio muy elegante de la ciudad, en la oficina seguimos como si nada. Me visita un par de noches a la semana y me compra lo que quiera.

Me encanta mi vida

cams porno
sexole
livejasmin
cam4
bongacams
sexy webcam
sexo en vivo
webcam amateur
videochat erotico
webcam chicas
petardas
cerdas
babosas
macizorras
culioneros
brunoymaria
fakings
putalocura
toroporno
zorras
leche69

Mientras pensaba

Tengo ganas de hacer algo. Tiene que salir pero aún no se el qué. Lo tengo casi. Fotos, si pero quién... son realmente íntimas.

Salen de mi dicen lo que soy y lo que pienso lo que pasa por mi cabeza, mi manera de hacer y de ver pero sobretodo de sentir. Esa sensualidad siempre presente que nos hace naturales. Nuestra manera de movernos delante de alguien que observa cada centímetro de tu cuerpo. Sentirse deseada nos hace mostrarnos seguras de nosotras mismas.

Desnuda, de pie delante de mi, con un brazo hacia sus pechos, los esconde con mucha fragilidad para guardar el misterio de su belleza. El pelo le cae hacia un lado, el derecho. Lo tiene largo y ondulado y muy negro. Su cintura, sus piernas y sus pies. Maravilloso. Cuando empieza a moverse hacia mi noto una sonrisa que esconde algo. Al abrazarme siento sus pechos contra los míos y la llama se enciende en mi. Me susurra un “dejate llevar” y me besa despacito mientras los botones de

mi camisa se desabrochan uno a uno. Siento su piel contra la mía. La suya es suave, la toco y la beso, en este momento siento que es la única piel que quiero tener recorriendo mi cuerpo para toda la eternidad. Sus la labios recorren mi cuello dulcemente, les sigo el rastro con mi mirada y los descubro jugueteando con mis pechos. Que cosquilleo deambula por mi interior. Se desliza minuciosamente por mi cuerpo, lo recorre de peca a peca soltando de vez en cuando un mordisco. Me estoy deshaciendo, mis manos descubren rincones de su cuerpo, mis dedos tientan acariciar el secreto que esconde entre sus piernas. Increíble, agradable y sorprendente. Acaricio lentamente, mientras unos tímidos gemidos salen de un suspiro de sus labios. Me vuelvo loca por momentos, quiero más y mis caricias se vuelven más pasionales aún. Su pecho cabe en mi mano, se lo acaricio, se lo beso sin parar de masajearle su secreto. Me excito al sentirla en mis dedos pero no es suficiente para toda la fuente de sensaciones y sensualidad que desprende. Paso mi lengua y jugueteo con su secreto. Creo que esta llegando al limite y lo siento. No puedo parar de tocarla, lamerla y hacerla gemir cada vez más fuerte. Las ganas de ella crecen en mi por momentos y sus manos me agarran el pelo para que no pare. El idioma de su secreto es tan fácil para mi que el mio también pide que le hablen. Tengo que sentirla más cerca, me digo, tengo que mirarle a los ojos y verla llegar al clímax encotrándome con su mirada. De nuevo mis dedos se introducen en ella mientras ella hace lo mismo en mi. Me toca suavemente, me mira, gime, me sigue tocando... No puedo hablar, sus prodigiosas manos me hacen sentir en otro mundo, nada importa, solo ella. Se tumba encima mio cruzando sus piernas con las mias de manera que su secreto roza con el mio en cada movimiento. Su mano ahora en mi pecho, la ayuda a lamerlo con su lengua mientras mueve sus caderas. Mis manos aprietan pasionalmente su trasero ayudandola a moverse, gimo de un inmenso placer. Más quiero más le grito. Se apoya con sus dos manos en mis hombros y baja directamente a conversar con mi secreto. Su lengua lo recorre de arriba a bajo sin parar, me tiemblan las piernas, sus dedos en mi interior se mueven, el placer máximo se acerca pero en ese momento ella también quiere el momento máximo asi que se pone encima mio y me encuentro cara a cara con lo que quiere que le lama. “Es todo tuyo” me dice “ hazme volar”. Muevo mi lengua, juego con su sexo, meto mis dedos, los saco, los vuelvo a meter los vuelvo a sacar sigo lamiendo. Gimo, gime pedimos más, estoy y esta al límite. La quiero sentir en mi interior y ella también a mi. Dejo mis dedos en el interior mientras mi lengua se mueve en su clitoris, ella me hace lo mismo, sabe que eso me hace salir de mis casillas. Mis piernas vuelven a temblar, Más, más no pares cariño, te siento, sí, o sí, dios mio. Espasmos, siento como su interior aprieta poco a poco mis dedos. Su sudor se mezcla con el mio, se lo lamo por ultima vez, piel de gallina. Mis brazos la rodean, le beso el cuello la mejilla y finalmente mi lengua encuentra la suya. Le paso mis dedos por la espalda mientras se ruboriza y me doy cuenta de que me encantan sus pechos, la curva de su espalda, la forma de sus caderas, esos oyuelos cuando sonrie.... me gusta todo de ella.

 

actrices porno
nacho vidal
sasha grey
lisa ann
franceska jaimes
lucia lapiedra
esperanza gomez
alexis texas
nicole aniston
maria lapiedra
celia blanco
jenna jameson
tori black
gianna michaels
rocco siffredi
fayna vergara
jynx maze
bree olson
silvia saint
samantha saint
nikki benz
stoya
torbe
mario salieri
shyla stylez
tera patrick
jesse jane
miriam prado
abella anderson
christy mack
madison ivy
rebeca linares
mia khalifa
mandingo
kendra lust
sophie dee
asa akira
sara jay
valentina nappi
brandi love
august ames
mia malkova
dillion harper
phoenix marie
amarna miller
aletta ocean
nekane
james deen
nina hartley
alanah rae
naomi russell
diamond kitty
jillian janson
bibi jones
angel dark
lela star
ron jeremy
peter north

Julieta y Cris

Julieta y Cris tenían 2 años de feliz matrimonio, se habían “casado” en  una de las notarias de la capital dado que los matrimonios homosexuales aún no son aprobados en este país. Vivían en un apartamento por el noroccidente de la ciudad, eran una pareja feliz que les gustaba el sexo, gozaban haciendo el amor hasta tres veces por día, pasaban meses en los que no daban tregua a las sábanas blancas de la cama y habían días en que con sólo acariciarse bastaba.

A las dos les gustaba coquetearse en la calle, en los buses, en los bares donde salían a tomarse unos tragos y luego llegaban a su apartamento a desfogar sus deseos sexuales, hacían nuevas poses y usualmente incluían en sus faenas un arnés que ponían en sus cuerpos para hacer más placentera la relación, siempre comenzaban por excitarse cuando estaban solas o en el cine y cuando llegaban a la casa las ropas volaban terminando en orgasmos incontrolables por toda la habitación… su lugar favorito era la cama pero también lo intentaban en la cocina y encima del sofá… comenzaban por besarse tiernamente y terminaban por excitar sus vaginas hasta que cada una lamia los jugos de la otra para saciar su sed de mujer…

En cierta ocasión Julieta le comentó a su esposa su fantasía sexual “quisiera hacer un trío en el que tu estés presente y otra mujer”… a cris no le hizo mucha gracia escuchar tal comentario debido a que pensaba que un trío podría acabar con su relación y no quería arriesgar su matrimonio por nada ni nadie, además había escuchado que era perjudicial para la pareja si no estaban seguros de querer hacerlo… pero queriendo complacer a la dueña de sus orgasmos comenzó a investigar por internet las opiniones de los expertos llegando a la conclusión de que si no lo intentaba no iba a saber qué sucedería realmente.

Decidió entonces complacer a su esposa, para esto se documento acerca de los pros y contras y buscó consejos para que dicha acción resultara satisfactoria tanto para ellas como pareja como para la tercera persona, ese era otro problema, encontrar la tercera persona… durante la relación de las dos se enfocaron tanto la una en la otra que olvidaron hacer amigas por lo tanto eran contadas las mujeres que podía contactar para llevar a cabo su plan y muy seguramente no todas estarían dispuestas a hacer semejante cosa y mas tratándose de tres mujeres, definitivamente la otra chica debía ser lesbiana también o por lo menos debía ser bisexual.

El cumpleaños de  Julieta se acercaba y un poco desesperada por no encontrar a nadie que se prestara para sus oficios de cama, decidió hacer una lista con las mujeres que sabía que tenían estas preferencias sexuales y se dio cuenta que sus posibilidades se redujeron a tres.

Martha, Jazmín y Mónica . Era obvio que sentía un poco de temor llamarlas y preguntarles semejante cosa pero tendría que arriesgarse, llamó a Martha: “en serio?... me alegro que hallas pensado en mi me alagas pero ahora no puedo mi pareja y yo estamos por casarnos y… no le quisiera ser infiel tu sabes pero gracias me hubiera encantado” Jazmín: “como?... mujer por Dios, yo ya no hago esas cosas, además no creo que sea sano para las dos la relación puede acabar ya estudiaste los pro y los contra? Bla, bla bla “. Mónica “¿de verdad lo vas a hacer?  Hey! que bien, pero no puedo tu sabes que tengo que viajar y no estaré para esa fecha que lastima pero porque no lo dejan para cuando regrese seguro la pasaremos bien anda espérenme”

Un poco intranquila por estas respuestas decidió pensar quien más podría ayudarle con su problema, de pronto un nombre vino a su cabeza, tomo el teléfono y marcó: Anabelle “¿están seguras que quieren hacerlo? Yo estaré encantada de ayudarles… “

Cris respiró profundo al escuchar estas palabras, llegado el día del cumpleaños de Julieta se despertaron entre caricias y mimos que desencadenaron un ir y venir de caderas que terminó finalmente en un doble orgasmo que las dos disfrutaron por completo. Salieron a sus trabajos y el día pasó normal.

En la noche cuando Julieta llegó al departamento se encontró que estaban cris y una amiga de ella, muy cómodas en el sofá tomándose unos tragos de Ron, Julieta ya había visto anteriormente la chica, se unió a ellas y comieron ponqué, después de unos tragos, las chicas ya estaban con algunos colores en sus mejillas, de pronto cris propuso un juego “vamos a jugar a pico botella”. Las otras dos mujeres reían encantadas las reglas del juego eran reto o doble reto.

El pico cayó en dirección a cris, escogió doble reto, Anabelle le puso la condición de quitarle el pantalón a su esposa pero con la boca.

De vuelta en el juego el pico cayó en dirección a Anabelle, escogió doble reto y Julieta le puso el reto de quitarle el brasier con la boca a su cris, obviamente quitándole también la camisa

Así siguió el juego hasta que las tres quedaron prácticamente en tanga

El pico cayó en dirección a Julieta, escogió reto y cris le pidió que lamiera los senos de Anabelle hasta que esta soltara un gemido.

El pico cayó en dirección a cris, escogió doble reto y Julieta le pidió que le quitara la tanga a Anabelle pero con la lengua

Al ver Julieta esta escena su sexo se calentó tanto que no aguantando más se ocupó de los senos de Anabelle que se recostó sobre la alfombra entregándose a las dos mujeres que se la estaban comiendo, cuando Cris hubo quitado las tangas, comenzó a lamerle el sexo hasta sacar de esta gemidos incontrolables de placer, mientras Julieta le besaba el cuello y el pecho sin darle tregua,  Cris subió recorriendo con su lengua el suave cuerpo de Anabelle llegando a juntar su lengua con la de Julieta fundiéndose en un beso apasionado mientras esta penetraba el sexo de Anabelle primero con dos dedos y luego con tres.

Anabelle no pudo aguantar tanto placer estallando en un fuerte orgasmo y mojando la mano de Julieta que junto a Cris bajaron apresuradamente lamiendo y chupando los jugos que salían del interior de Anabelle. Luego le tocó el turno a Cris Anabelle la recorría con su lengua delicadamente mientras Julieta le comía el sexo, lo lamia y chupaba con tal gana que esta no pudo evitar las convulsiones de su cuerpo Anabelle al sentirla tan próxima del orgasmo, decidió juntar su lengua con la de Julieta y entre besos y lengüetazos le sacaron a Cris un fuerte orgasmo acompañado de abundantes jugos que calmaron la sed de estas dos lobas, que habidas y complacientes la limpiaban, cuando le tocó el turno a Julieta cris se acostó debajo boca arriba encima Julieta también boca arriba y luego Anabelle pero esta estaba de frente a Julieta y las tres comenzaron un vaivén de caderas incontrolable sacándoles fuertes gritos de placer que no pudieron ser contenidos debido a la excitación.

Luego hicieron el 69 donde Julieta se comía el sexo de Anabelle esta se comía el sexo de Cris y esta a su vez el sexo de su esposa, terminando las tres en un orgasmo placentero que las dejó sin fuerzas durmiéndose al instante.

Al día siguiente se levantaron, desayunaron y vieron algunas películas… luego Anabelle se fue a su casa. Las esposas decidieron terminar ese día entre jadeos de placer que se propinaban la una a la otra.

Su relación mejoró después de eso fortaleciendo el amor que se tenían, pero de vez en cuando al terminar la jornada y llegar a la casa se encontraban las tres para tomarse unas cervezas y terminar delirando de placer entre las sabanas de la cama que complaciente las aguardaba para su siguiente faena…

http://www.cursosformacion.net/aula/blog/index.php?userid=21872
http://speechdebate.binghamton.edu/Users/1182/Profile/zoraya/
http://www.emailmeform.com/builder/form/reURuYbE4H858948s
http://www.emailmeform.com/builder/form/gR3ef2w8WBMH82N9ID2b
http://www.questionpro.com/a/TakeSurvey?id=4808752
http://www.questionpro.com/a/TakeSurvey?id=4808767
https://bible.org/users/zoraya
http://www.cruzroja.es/creforumvolint_en/user/profile/8608.page
http://www.blutegel.de/therapie/user/profile/4489.page
http://www.forums.gidedental.com/gide_jforum/user/profile/9220.page
https://trac.nbic.nl/metidb/ticket/94353
https://trac.nbic.nl/metidb/ticket/94362
https://trac.nbic.nl/metidb/ticket/94373
https://trac.nbic.nl/metidb/ticket/94412
http://es.clubcooee.com/users/view/zorayax
https://www.spagoworld.org/jforum/user/profile/2453.page
http://www.stellarsurvey.com/s.aspx?u=15A050E9-1A0B-4CF9-AFB5-744DDF58AF73&
http://www.stellarsurvey.com/s.aspx?u=D01BACC5-67BA-4D44-8FE9-1B6E7E396014&
http://www.stellarsurvey.com/s.aspx?u=B5DC21B6-E0C0-4D71-A211-7C3C5C355963&
http://www.stellarsurvey.com/s.aspx?u=66FDCA17-38C8-435F-80BB-8A392CE6D693&
http://www.burbuja.info/inmobiliaria/member-zoraya.html
https://es.ideas4all.com/ideas/142398-las-calcetas-de-la-rosa
https://mygeohub.org/members/3763/profile
http://lens.focusmr.com/forum/user/profile/494.page
https://stackstreet.com/mi-profesora-de-gimnasia/
https://stackstreet.com/la-falsa-travesti/
https://stackstreet.com/desconcierto/
https://stackstreet.com/protegida/
http://jwebsocket.org/jwsForum219/user/profile/1879.page
http://www.choirsontario.org/jforum/user/profile/225.page
https://qubeshub.org/members/4044/profile